Todos Santos en Bolivia: origen, historia y como se celebra en la actualidad

El día de todos santos que se celebra en noviembre es la fiesta de los difuntos, cuando retornan las almas o ajayus de nuestros seres queridos que ya fallecieron, es una de las más importantes fiestas en el calendario de Bolivia.

Normalmente el recibimiento de las almas se realiza en casa y al día siguiente se visita el cementerio, ocasión en la que se arregla la tumba, se coloca la mesa, se reza y se despide al alma.

mesa todos santos bolivia

Las familias conmemoran y recuerdan a los muertos. El culto a los difuntos se mantiene y es una de las costumbres en Bolivia, sobretodo en el campo donde se prepara con semanas de anticipación.

Es una festividad que transita en el mundo de lo sobrenatural, de la fe, de lo esotérico y por tanto difícil de creer y entender. Pero allí está, celebrado y respetado por mucha gente.

Desde hace mucho tiempo, las comunidades originarias de Bolivia celebran la fiesta a los muertos.

Todos Santos para los aymaras

Los amautas o sabios aymaras mencionan una y otra vez que venimos de un Wiñay Marka (Pueblo eterno) y volveremos a ese Wiñay Marka por lo tanto, no existe la muerte sólo volvemos a nuestro pueblo.

Todos Santos para la iglesia católica

En ese día la Iglesia celebra una fiesta solemne por todos aquellos difuntos que, habiendo superado el purgatorio, se han santificado totalmente, han obtenido la visión beatífica y gozan de la vida eterna en la presencia de Dios. Por eso es el día de «todos los santos».

No se festeja sólo en honor a los beatos o santos que están en la lista de los canonizados y por los que la Iglesia celebra en un día especial del año; se celebra también en honor a todos los que no están canonizados pero viven ya en la presencia de Dios.

Es frecuente que ese día las grandes catedrales exhiban las reliquias de los santos.

Con la llegada de los conquistadores españoles la fiesta de los muertos se fusionó con la fiesta de Todo Santos que los católicos celebran los dos primeros días de noviembre de cada año.

Desde entonces la tradición de festejar a las almas y ajayus de los muertos forma parte de los detalles culturales de muchos bolivianos. El día es considerado como feriado nacional.

Todos Santos para los investigadores

La festividad de Todos Santos en Bolivia, se constituye en un complejo ceremonial de gran interés antropológico para valorar la importancia que adquiere la figura de los difuntos en la vida social de las comunidades aymaras contemporáneas que mantuvieron una serie de rituales y ceremonias, y que incluso fueron llevadas a los centros urbanos.

Veamos un poco de historia para descubrir que significa y que es todos santos en Bolivia.

Origen e historia de Todos Santos

En la tradición pre-colonial, cuando una persona muere, su alma va a reunirse con el Urkhu Pacha, mundo de abajo.

En este mundo subterráneo, un mundo al revés, las almas viven el ciclo de su vida al revés, ellas nacen viejas para morir joven y volver a vivir en el mundo de los vivos.

 

Urkhu Pacha Ajayu

 

La muerte entonces no es ninguna ruptura, sino una etapa del ciclo de la vida, al contrario de la visión lineal de la vida en la religión cristiana.

Cada año, las almas vuelven a visitar el mundo de los vivos para ver si su recuerdo perdura.

En el calendario pre-colonial, esta fiesta tradicional a los difuntos cae al final de la época seca (todas las fiestas y ritos andinos están vinculados al calendario agrícola), las almas de los muertos vuelven para abastecerse de lo que preparan los vivos después de un periodo de restricciones.

Las almas llegan con un buen apetito y mucha sed. Los vivos les preparan comidas y bebidas, mayormente lo que le gustaba más al difunto.

Los vivos alimentan a los difuntos que están enterrados en la tierra y los muertos intervienen para que la tierra nos ofrezca buenas cosechas y sobretodo que las lluvias, que empiezan a mediados de noviembre, sean abundantes.

Este acto demuestra la importancia de la reciprocidad en la sociedad andina.

Algunos le llamaban rito de inversión.

Como describían los  Españoles las tradiciones

Los españoles describían como se sacaban a los muertos de sus tumbas, los familiares vivos les vestían con la ropa más linda que tenían, les servían un festín, paseaban en el campo y bailaban con los cuerpos para luego regresarlos a sus tumbas con comida.

La iglesia condenó estos rituales, por lo cual fueron desapareciendo poco a poco.

En los tiempos actuales para representar este rito, un miembro de la familia se disfraza lo más parecido al difunto y viene a participar de la reunión familiar y en el festín que se le ha preparado. Pregunta a su familia como les fue ese año sin él, regala consejos a sus hijos y familiares.

Cuando acaba el día, los niños del pueblo con palmas lo botan, para evitar que el alma del muerto ceda a la tentación de quedarse entre los vivos.

Festividad y tradición de Todos Santos actualmente

Es costumbre recordar, a partir del mediodía del 1 de noviembre hasta el mediodía del 2, la festividad de Todos Santos y del Día de los Difuntos.

Todos los preparativos para la tradicional fiesta empiezan faltando semanas antes de la celebración, generalmente las familias que tienen difuntos recientes son las que realizan los ricos y diversos panes o masitas.

Antes de la celebración, los cementerios son preparados para recibir a las almas. Los dolientes reparan y limpian los nichos de los familiares para el ritual del 2 de noviembre en el que se despide a las almas.

Que hacemos el 1 de noviembre

La fiesta de todos santos comienza el 1 de noviembre al medio día, las familias dolientes arman el altar o la “mesa de todos santos” que es todo un ritual y cada uno de los elementos que la componen tienen un importante significado en la festividad de Bolivia.

La mesa de todos santos tiene un mantel blanco si el difunto es un niño, mantel negro u oscuro si es un adulto, otras familias suelen usar el aguayo colorido si el difunto es mujer.

Los elementos básicos de la mesa son, las tantawawas, bizcochuelos, masas de pan en forma de caballos o llamas, escaleras. Además se coloca platos tradicionales de comida, frutas y caramelos con forma de animalitos.

Como se arma el Altar o Mesa de Todos Santos

Las mesas de todos santos se montan en forma de escalera o niveles. Preferible en 3 niveles.

Es importante delimitar el espacio donde se recibirá y se tendrá el reencuentro, por eso se suele usar cuatro cañas largas de azúcar (con coronas y suspiros de colores) en cada una de las esquinas de la mesa.

Las cañas de azúcar simbolizan bastones, se las colocan un poco dobladas para que los ajayus se apoyen y alivien el cansancio del largo retorno.

Las velas se pueden colocar en todos los niveles, simbolizan la presencia del difunto y son encendidas al medio día del primero de noviembre. También sirve para iluminar al difunto por el camino hacia la presencia de Dios.

Nivel 1 de la Mesa de Todos Santos

retama todos santos

Al pie de la mesa se colocan flores blancas y amarillas, retamas y cebollas en flor.

Las retamas, sirven para ahuyentar a los espíritus enemigos y combatir a las maldiciones o vibraciones negativas.

Las cebollas en flor o “tuquru”, sirven para que el difunto lleve agua para su viaje.

 

Nivel 2 de la Mesa de Todos Santos

suspiros de todos santos

En el segundo nivel se ubican los dulces, las bebidas la fruta y las comidas que  más le gustaban al difunto.

Coca, cigarro, vino y refrescos, para que el espíritu se sienta satisfecho.

Un vaso de agua bendita para rociar la ropa del ser querido.

Los suspiros y los dulces deben estar presentes en la mesas de Todos Santos que se arman para los niños. Estas golosinas hacen referencia a los gustos de los infantes durante su estadía en “este” mundo.

La tradición cuenta que “los ajayus vienen a comer la comida que más les gusta

Nivel 3 de la Mesa de Todos Santos

En el tercer nivel (parte superior) se sitúan los panes especiales que se hicieron para el difunto,  las tantawawas, las escaleras, los caballos, las cruces y los bizcochuelos. También la foto del ser querido, los crucifijos, rosarios y las imágenes de Cristo.

masitas de todos santos

La escalera, sirve para ayudar al difunto a cruzar obstáculos y para bajar y subir del cielo.

Las tantawawas (que significa “niños de pan”), son panes con apariencia de niño recién nacido, panes con forma humana y un colorido rostro que es modelado en estuco que representa al fallecido.

Los dulces bizcochuelos, tienen el significado de endulzar la vida como un presagio de que vendrán días mejores pese a la pérdida de un familiar. También representa la almohada donde reposa el alma después de su viaje.

Los caballitos y las llamas, son para ayudar a cargar todas las ofrendas al difunto y pueda transitar por los caminos más difíciles en el mundo de los espíritus.

La fotografía que se usa en la mesa, es una clara referencia a la persona a la que se está invitando a la mesa de Todos Santos.

Costumbres del 1 de noviembre

Los familiares se sientan alrededor de la mesa y reciben a los difuntos con oraciones, para luego compartir la comida y la bebida. 

La música en el primer día es más solemne y se suele evitar cualquier clase sonidos y ruidos en la espera atenta de alguna clase de manifestación durante su visita.

Las comidas para todos santos más populares que se acostumbra a servir a los asistentes y familiares son el ají de arvejas, el ají de papalisa, ají de fideo, lagua de choclo y la chicha de maíz.

También es una tradición que pasen grupos de niños de casa en casa para rezar y cantar a las almas de los muertos, recibiendo a cambio una parte de la comida preparada.

Y el 2 de noviembre?

Al medio día del 2 de noviembre empieza la despedida a las almas, siempre con abundante comida y bebida, ya que se piensa que el difunto necesita mucha energía para su viaje de vuelta.

Algunas familias se trasladan junto con la mesa de todos santos a la misma tumba del difunto, el cementerio se llena de las familias que van a rendir homenaje a la memoria de los que se fueron.

Costumbres del 2 de noviembre

musica de todos santos

La música en el segundo día tiene un papel fundamental en la despedida de los ajayus, se los despide con música y cantos en una celebración por su grata visita y para que se vayan alegres.

Los niños continúan los rezos de todos los santos para recibir la comida que está en la mesa.

El cementerio se transforma por unas cuantas horas en un gigantesco festín sobre el pasto.

cementerio todos santos

En Bolivia la tradición de los difuntos y de Todos Santos se mantiene como una de las costumbres que sobrevive a pesar del tiempo, que continúa siendo practicada y que es transmitida a través de las generaciones.

La costumbre de recibir a las almas de los seres queridos se repite con algunas variaciones en la región de los Andes, pero en esencia se trata de compartir por lo menos por el lapso de un día junto a los espíritus de los seres que ya han partido.

Existen tradiciones diferentes para recibir al difunto, según las costumbres de las familias y las regiones. Algunos lo reciben hasta el tercer año y otros hasta el séptimo. El primer año tiene una significación diferente a los demás.

Y al final como se arma la mesa de todos santos es de acuerdo a la familia del difunto, lo que les indicamos aquí solo es una guía.

Espero que disfrutaran mucho el artículo, hasta la próxima.